Loanny Picado

Fue un cierre espectacular y las olas en playa Madera en Rivas, no pudieron ser más perfectas. En la competencia, los atletas de Costa Rica y Nicaragua dominaron las distintas modalidades del Surf, en estos XI Juegos Deportivos Centroamericanos.

En el Open Masculino, Carlos Muñoz de Costa Rica surfeó como los dioses para alzarse con la medalla de Oro, superando a su compatriota, Noe Mcgonagle que quedó con la presea plateada. En tanto, el nicaragüense Jackson Obando terminó con el bronce.

Un dato interesante de Carlos que es de origen granadino, nacido en Nicaragua y criado en Costa Rica. Para él no hay diferencias el competir con una bandera, lo más importante es surfear.

“Soy del mundo, representó a Costa Rica, nací en Nicaragua, pero lo más importante es surfear”, recalcó Muñoz.

En una batalla reñida, la costarricense Leilani Mcgonagle, se apoderó de la medalla de Oro en la modalidad Open Femenino. Su gran rival, Valentina Resano, de 13 años de edad, se alzó con la medalla de plata para Nicaragua y su hermana, Candelaria obtuvo el bronce.

“Las Resano son surfistas muy buenas, pero aún son muy jóvenes. De mi parte hice lo mejor y estoy muy contenta de haber ganado el primer lugar para Costa Rica, es algo muy hermoso”, expresó Mcgonagle.

En la categoría Longboard Masculino, el nicaragüense José Espinosa se consagró del primer lugar, dejando en el segundo puesto a Edwin Pérez de Panamá. En tanto Amado Alvarado de El Salvador se ubicó en el tercer puesto.

En la premiación por acumulación de puntaje por equipo, los ticos se llevaron la medalla de oro, Nicaragua fue plata y Panamá el bronce.

Es la primera vez que se incluye el surf en la historia de los Juegos Centroamericanos y será parte de todo el ciclo olímpico que culmina en Tokio 2020.